Julio Vasquez.

martes, 11 de octubre de 2011

El asesinato Orlando Martínez indignó a Balaguer



El asesinato de Orlando Martínez, fue una acción criminal, intolerante y cobarde.

Sobre el mismo desde aquella fatídica noche del 17 de marzo de 1975 se plantean varias hipótesis.

Una que fue obra de la llamada fuerza incontrolable.

Otra que es el resultado de una columna publicada el 25 de febrero del 1975 en el Nacional de Ahora donde Martínez decía " Porqué, doctor Joaquín Balaguer, no se decide usted a subirse en el avión o el barco y desaparece definitivamente de este país junto a todos los antes mencionados”.

En ese artículo Martínez se refería a los generales, los funcionarios corruptos, los traficantes de drogas, los latifundistas y los que entendía opriman al Pueblo.

Una tesis sustentada en investigaciones del hecho de Narciso Issa Conde, define como crimen de Estado el caso Orlando Martínez.

El relato de Issa Conde con base a una información confidencial dado por Orlando Martínez dice “Orlando Martínez, me informó previamente que el entonces canciller Víctor Gómez Bergès, vecino de él y compañero de partido de una de sus primas (la que posibilitó la relación con Gómez Bergès), le había presentado y ponderado positivamente a un oficial que prestaba servicio en la chancillería: no tengo claro si se trató de Sánchez Guzmán o Joaquín Pou Castro, quien también estaba asignado a la cancillería, Orlando y quién esto escribe desconocíamos entonces la trayectoria criminal de esos dos oficiales. Días ante del asesinato, Orlando me comunicó confidencialmente que Víctor Gómez Bergès, lo había llamado para informarle que ya estaba montado un operativo militar para asesinarlo y que la única forma en que podía salvarse era si abandonaba el país, a lo que él se resistía con toda razón, dado que en su caso implicaba aceptar la autocensura, dejar su trabajo y separarse de su familia, especialmente de su madre que no estaba bien de salud”.

Desde la misma noche del asesinato de Martínez, Narciso Issa Conde, le dio seguimiento al caso manteniendo vivo el expediente hasta que 25 años después por una revelación en la fiscalía del ex general Isidoro Martínez de los Santos, se pudo juzgar a los participantes en la trama criminal: Joaquín Pou Castro, Cabo de la Fuerza Aérea Mariano Cabrera, y Lluberes (Lluberito) ejecutores del crimen y otros que todavía se mantienen en la sombra.

Según una versión recogida en el libro “Mis Vivencias” del general Eligio Bisonó Jackson, jefe de la seguridad del presidente Joaquín Balaguer, testigo de importantes acontecimientos que van desde el asesinato de Orlando Martínez, el apresamiento del doctor José Francisco Peña Gómez, la caída del helicóptero donde viajaba el presidente Balaguer; la renuncia del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Dominicanas, el apresamiento de Félix W. Bernardino, la muerte del brigadier Ludovico Fernández y el humanismo del doctor Joaquín Balaguer; “el asesinato de Orlando Martínez indignó al mandatario”., expresa Bisonó Jackson.

La página 178 de esta obra tiene un relato detallado de lo sucedido una vez el presidente Balaguer es informado de la muerte del periodista.

Dice el general Bisonó Jackson que el jefe de la policía general Rafael Guillermo Guzmán Acosta, lo llamó para decirle “general Bisonó, comuníquele al presidente que acaban de matar al periodista Orlando Martínez”.

Más adelante Bisonó Jackson afirma “esa misma noche de ese hecho lamentable, el presidente Balaguer se encontraba revisando el contenido de unos documentos sobre unas viviendas que se iban a construir en San Pedro de Macorís, entonces fuí hasta su despacho y le comuniqué la noticia- la reacción de rechazo del presidente Balaguer a ese acto de cobardía fue instantánea: subió ambos brazos, y dijo lo siguiente-Pero, ¿Cómo es posible que hayan matado a ese periodista independiente?.....Es un acto de locura que vamos a enfrentar. Inmediatamente el presidente Balaguer ordenó la reunión de todos los jefes militares y de la Policía Nacional y en medio de dicha reunión dijo estas palabras: “ese crimen es un acto de cobardía, horrendo y repugnante /caiga quien caiga, tendrá que ir a la justicia y lo tendrá que pagar/.

Así lo narra el autor del libro “Mis vivencias” Eligio Bisonó Jackson, un hombre de Navarrete como lo era Joaquín Balaguer, quienes se tenían mutua confianza.

Se recuerda que según una periodista norteamericana del periódico Washington Post, cuando ella le preguntó al presidente Balaguer sobre la versión que le atribuían su responsabilidad en el crimen respondió`”yo me río de eso”, y a otra ocurrencia de la periodista de que porque no se había casado le respondió “porque no he encontrado una joven tan bella como usted”.

El asesinato de Orlando Martínez, transcendió la sociedad dominicana y tuvo una importancia tal que en la obra de Joaquín Balaguer historia de un cortesano en la Era de Trujillo dejó una página en blanco sobre el asesinato de Orlando Martínez para que fuera llenada por una persona más joven que no identifico o la posteridad.

Entrevistado en el programa radial Hablando Claro que se transmite los domingos por Romántica FM de ll:00 AM a 1:00 PM conducido en la Republica Dominicana por Junior Sanz, el doctor Martínez Duarte, quien escribe y desde Miami, Florida el doctor Rafael Antún (Rafa) el general Bisonó Jackson aseguró que “la página en blanco del presidente Balaguer sobre el asesinato de Orlando Martínez ha sido llenada”.

Autor: Rafael G. Santana.