Julio Vasquez.

domingo, 28 de octubre de 2007

Escuela de prostitutas dirigida por dominicanos en Costa Rica.

Las autoridades policiales de Costa Rica desmantelaron una "escuela de prostitutas" dirigida por criollos que se dedicaban a llevar mujeres dominicanas de manera ilegal a esa nación, tras exigirles un cobro de US$3,500.00.

Dos hombres y una mujer dominicanos nacionalizados costarricenses tenían como centro de operaciones la zona de Jacó, desde donde mandaban a las mujeres a trabajar en bares y clubes nocturnos de esa localidad de Garabito, Puntarenas.

“Es sorprendente la cantidad de prostitutas dominicanas que hay en Jacó, de un grupo de 60 que investigamos, 58 eran de ese país. Tenemos declaraciones de varias dominicanas que confirman la existencia de la ‘escuela’ y los mecanismos que utilizan para traerlas, ya sea haciéndolas ingresar por Nicaragua o Panamá, burlando controles policiales”, explicó el jefe de la Policía de Migración, Francisco Castaing.

Lo más asombroso, según establece el Diario Extra, de Costa Rica, es que las caribeñas que se encuentran en el país con cédulas de residencia alegan estar casadas con costarricenses, sólo que ninguna conoce al marido.

Pero el asunto no termina ahí. Cuando las muchachas conocen bien el oficio -se gradúan-, les buscan matrimonio con cualquier adicto "tico" para que no puedan deportarla.