Julio Vasquez.

domingo, 16 de mayo de 2010

Joven muerto en los rieles del tren es hijo de padre dominicano.


A la familia de José Gómez, venezolano de 29 años que murió al tratar de salvar a una mujer que estaba en las líneas del tren N recuperando una chaqueta, no le sorprende el último gesto que José hizo en su vida.

Aun impactados por la noticia que recibieron ayer a las 3 de la mañana, su hermana menor Kimberley, 28, y su esposo explicaron que José era el tipo de persona que siempre ayudaba a todos, un excelente hijo y que por lo mismo era muy querido y tenía muchos amigos.

“Era el mejor hermano del mundo”, responde Kimberley al preguntarle cómo describiría a su hermano. “Se lo escribí en su Facebook hace unos días y nunca me contestó”, agregó.

Según la policía, el viernes a las 22:38 recibieron el aviso de dos personas atropelladas por el tren N en la estación de la avenida 36 con la calle 31 en Astoria, Queens. Los testigos del accidente reportaron a la policía que a una mujer —identificada como Beatriz Briceno, 19, por la prensa local y que según la policía conocía a Gómez, se le cayó su chaqueta a las rieles del tren y que José bajó a ayudarla, pero ambos fueron arrollados. Los dos fueron llevados al Hospital de Elmhurst. Gómez no logró sobrevivir. Briceno está estable pero grave, informó la policía.

José llegó desde Caracas hace dos años a reunirse con su madre y su hermana que ya vivían en Nueva York. Él vivía con su madre y su padre dominicano en el área de Bushwick, en Brooklyn. Su hermana, el esposo de ésta y su sobrino de un año, que además era ahijado de la víctima, viven en Nueva Jersey